ARLITA

La arlita no es mas que bolas de arcilla expandida a altas temperaturas, de color roja y muy baja densidad. Se utiliza en superficie como efecto decorativo y como base en jardineras y macetas, para un mejor drenaje. Con una granulometría de entre 5 y 16mm, y una densidad que oscila entre los 325kg/m3 y los 750kg/m3 la arlita tiene múltiples usos en el campo de la jardinería y en la construcción. La arlita conserva mucho más tiempo la tierra húmeda y está recomendada para lugares calurosos y/o con mucho sol. Utilizando arlita la tierra conserva humedad y hace que no sea necesario regar con tanta frecuencia. Por lo que podemos decir que la arlita nos ayuda a ahorrar coste de agua. Para ahorrar agua es recomendable colocar una capa de bolas de arcilla sobre la superficie de las macetas que estén en semisombra, nunca hay que poner arlita sobre una planta que esté al sol, ya que de hacerlo las raíces se podrían quemar. Además la arlita se puede usar como elemento decorativo Otra función de la arlita es evitar que las raíces se pudran,  mejora el drenaje de la tierra, protege las plantas del frío y evita que crezcan hierbas.
Presentación Unidades por Palet
Saco 10L 48