(Español) ¿Cómo revivir una orquídea?

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Para revivir una orquídea hay que trasplantarla y seguir una serie de pasos.

Trasplantar nos puede parecer una labor sin importancia, pero no es así, y menos con las orquídeas que tanto cuidado necesitan. Hay que saber trasplantar una orquídea correctamente, pues puede sufrir daños en el proceso, ya que es una planta muy delicada.

Con el trasplante de una orquídea conseguiremos mejorar el crecimiento de esta, sanearla o incluso solucionar alguna de las enfermedades que pueda presentar.

 

¿Cuándo se debe trasplantar una orquídea?

El mejor momento del año para trasplantar una orquídea es en invierno, pues el crecimiento de la planta es la primavera y trasplantar una orquídea en flor no se debe hacer nunca, pues perdería todas florecillas.

El trasplante se debe hacer cada 2 años y solo se llevará a cabo esta tarea cuando pasan cosas muy concretas con la planta como las que te comentamos a continuación:

– Las raíces sobresalen de la maceta.

– Las raíces no tienen espacio para crecer en la maceta.

– Hay raíces marrones o en mal estado, con foco de infección de hongos.

– El sustrato se compacta y no drena de manera correcta.

 

¿Cuáles son los pasos a seguir para trasplantar orquídeas?

Hay que llevar a cabo una serie de pasos para trasplantar las orquídeas correctamente. Te los contamos:

  1. Sanea las raíces, elimina las enfermas y las secas

Es el paso más delicado a  la hora de trasplantar una orquídea, pues se necesita que nuestras manos y utensilios estén limpios y desinfectados. Puedes utilizar alcohol.

El objetivo de este paso es eliminar todas las raíces secas, marrones y en mal estado.

Elimina el sustrato viejo, quitando los trozos pegados en las raíces sanas. Corta con una tijera los trozos que ya no sirvan.

  1. Prepara una maceta con buen drenaje y sustrato adecuado

Elige una maceta ligeramente mayor a la anterior, cuanto más espacio mejor. Procura que la maceta del trasplante esté limpia, lávala a conciencia y elimina los rastros de jabón antes de usarla.

Usa un sustrato adecuado para orquídeas, como nuestro sustrato Ciemhus Orquídeas, diseñado para el trasplante y plantación de todo tipo de orquídeas.

Gracias a su gran estructura, garantiza una aireación perfecta radicular y una relación excelente entre la retención y el drenaje. Su composición es de corteza de pino, corteza de coco y arcilla expandida.

Además del sustrato, coloca piedras o bolas de arcilla en el fondo de la maceta para que no guarde humedad y sea un buen drenaje.

  1. Coloca la planta en la nueva maceta

Con la base de drenaje creada en el fondo, coloca una pequeña capa de sustrato para orquídeas que sirva de base, esta base dependerá tanto de la altura de la maceta como de las raíces de la orquídea. A continuación, coloca la planta dentro de la maceta y rellena los huecos introduciendo el sustrato adecuado. Procura no tocar con las manos las raíces.

  1. Posterga el riego

Es una precaución importante, detén el riego momentáneamente después de sanear las raíces. De no hacerlo, los cortes propiciados en las raíces pueden transformarse en un foco de enfermedad.

Finalmente coloca la planta en un lugar donde crezca y florezca.

Siguiendo todos estos pasos conseguirás revivir tu orquídea, que por una razón u otra, no estaba dando flores. ¡Esperamos haberte ayudado!

Contacta con nosotros para lo que necesites, y no olvides adquirir el sustrato para tu planta. No lo dudes y acude a por él a tu tienda más cercana.

Elige Ciemhus Orquídeas para tus plantas.

Tal vez te interese:

Please follow and like us:
fb-share-icon
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial