(Español) Hacer un huerto urbano para verduras y hortalizas

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

En artículos anteriores explicamos como plantar especias y plantas aromáticas en nuestro huerto urbano. ¿Te acuerdas? Como sabemos que te gustó, hoy vamos a complicarlo un poquito mas…vamos a crear un pequeño huerto en casa.

Vamos a explicar cómo podemos plantar nuestras propias verduras y hortalizas en casa, cual es el mejor abono, el sustrato que debes utilizar, todo…

Crear un huerto urbano es algo con lo que toda la familia disfrutará, sobre todo los más pequeños; y comer una exquisita ensalada con tu propia lechuga no tiene precio.

Lo primero que debemos hacer es comprar o fabricar nuestra zona de cultivo. Hay diferentes formas y diseño para que no rompan la estética de tu casa y creen un espacio alegre; nosotros lo compramos para no complicarnos mucho y tener algo aseado. Cómo puedes ver, es algo que no ocupa mucho espacio y además queda bonito. Lo bueno que tiene este kit de cultivo urbano es que viene con una tapa, que hace de invernadero. Esto para que nuestras verduras no pasen frio, además de crecer más rápido.

Nuestro huerto urbano debe tener unos agujeros para drenar el agua que sobre y así no dañar nuestro cultivo. Si no los tiene, los debemos hacerlos con un taladro.

Ya hecho esto, ¡estamos listos para empezar!

Ahora rellenaremos nuestro espacio de cultivo con la tierra o sustrato para huertos urbanos especial, dejando espacio para plantar.

Si queremos que las plantas tengan todos los nutrientes que necesitan, debemos echarle abono a la tierra y removerla para que este bien mezclado todo. Nuestro sustrato universal ecológico es ideal para huertos ecológicos y mesas de cultivo compuesta por  turba rubia, turba negra, fibra de coco, perlita y humus de lombriz. Si quieres saber más sobre nuestro sustrato ecológico te dejamos su ficha aquí.

No olvides agregar un abono ecológico un compost de materia orgánica sólida de alta calidad para que tu huerto crezca saludable. Cuando ya este todo bien mezclado, regaremos un poco la tierra y procederemos a hacer los huecos para plantar. Puedes hacerlos con los dedos o ayudarte con alguna herramienta.

Recuerda que deben tener espacio entre planta y planta para que se hagan grandes. También debes tener en cuenta que vas a plantar, ya que hay verduras que no se deben plantar juntas por qué se roban los nutrientes entre ellas.

Ahora solo debemos cuidar de que no se sequen y que no pasen frío. Para el frío los balcones protegidos o los patios internos son ideales, también puedes poner macetas pequeñas en las ventanas y/o puedes hablar con tus vecinos y transformar la terraza comunitaria en un huerto urbano.

Recuerda tu huerto urbano debe tener luz natural. A pleno sol podrás plantar ajos, alcachofas, brócolis, calabacines, cebollas, fresas, pepinos, tomates, perejil. En una sombra parcial escarola, guisantes, habas, patatas, puerros, berenjenas. Y en un lugar con sombra acelgas apios, coles, espinacas, lechugas, puerros y rábanos.

Como ves, no es nada difícil montar un huerto en casa… ¿Te imaginas comiendo verduras plantadas por ti? ¡Es alucinante!

Ahora ya sabes cómo hacerlo…

¡¿A que esperas?!

Te dejamos un vídeo para que puedas seguir el proceso paso a paso.