HYDRO-SEEDING, A BALANCING METHOD WITH THE ENVIRONMENT

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

¿Qué es la hidrosiembra?

La hidrosiembra consiste en arrojar a la tierra un conjunto de semillas, fertilizantes y otras sustancias. Esto se realiza desde una cuba con bomba de presión y pequeñas aberturas de distribución.

Este mecanismo se aconseja para taludes naturales, ayuda a la conservación del suelo frente al desgaste y a la consolidación de laderas.

Esta técnica surgió hace algunos años, en la época de los 50, en Estados Unidos. A través del tiempo y de la práctica se ha ido instaurando poco a poco como un método más de conservación de suelos frente al desgaste, a la erosión.

La hidrosiembra ayuda al asentamiento de los arbustos.

Esa mezcla homogénea ayuda al terreno y lo estabiliza, y si las especies que se introducen no son agresivas, se consigue que las demás de la zona vayan colonizando y aumentando la variedad de manera muy natural.  Las herbáceas, se suman los matorrales, y de esto se pasa a la formación de los arbustos.

La hidrosiembra es un método que se recomienda mucho para taludes de poca pendiente, y que no estén sobrecargados.

Lo que preserva al talud, son las raíces de la siembra, ya que llegan a cuidar la superficie del talud y le refuerzan en el suelo.

Usos de la hidrosiembra

Otros usos de la hidrosiembra se pueden dar en las zonas degradadas, como canteras, los vertederos y caminos.

La hidrosiembra también ayuda a el control de la erosión a la hora de desmontar una obra, y evita que los suelos que están expuestos a la irrigación se desgasten, mejorando la infiltración en el agua.

La hidrosiembra evita la erosión eólica, y en los bosques quemados, ayuda a su rápida recuperación. También consolida los caminos que son de tierra y terraplenes de ingeniería civil.