Para que las plantas luzcan sanas y bonitas es necesario abonarlas durante toda su temporada de crecimiento, la cual suele coincidir con los meses de primavera y verano, aportándoles así los nutrientes necesarios. Los abonos líquidos de Infertosa permiten una rápida absorción por la planta, ya que las raíces pueden absorber los nutrientes directamente al encontrarse en estado soluble y así acelerar el crecimiento.

Mostrando todos los resultados (6)