Tips para cuidar cactus y crasas

¿Cómo cuidas tus cactus y crasas? Cada día este tipo de plantas están más presentes en la decoración tanto de hogares como oficinas y jardines. Su diferentes formas y tonos de verde hacen que sean ideales par cualquier espacio. Otra ventaja de los cactus y crasas es que todo tipo de personas puede cuidarlas, tanto los amantes de las plantas como a los que se les resisten las plantas son capaces de cuidarlas.

Cactus y crasas son plantas agradecidas porque gestionan a la perfección sus recursos de agua almacenándola en diferentes partes de su estructura. ¿Necesitan riego? Si, por supuesto, pero ellas mismas la administran de tal forma que las hace muy resistentes.

¿Qué diferencia existe entre cactus, crasas y suculentas? ¿La hay?

 

 

Para empezar queremos que sepas las diferencias que hay entre cactus, crasas y suculentas. En botánica no se hacen muchas distinciones. Cactus y crasas son de la misma familia, la familia de las suculentas que tiene unas 8000 especies diferentes. Las diferentes especies se deben a la evolución  de la planta según el clima,  suelo y forma de almacenar el agua adaptándose al medio en el que se ha desarrollado.

Cactus: provienen de lugares desérticos, con pocas lluvias y han transformado sus hojas en espinas como una defensa para mantener sus reservas de agua en el tronco de la planta. Por si no lo sabías, las espinas protegen a la planta del sol y la ayudan a no deshidratarse en el proceso de fotosíntesis y a capturar las gotas del rocía matutino. Existen más de 15 géneros de cactus con 73 especies con formas diferentes , variedades de aspectos, colores y floración según el medio donde les toque vivir.

Crasas: También almacenan el agua, pero en sus hojas que son carnosas y según el riego se dilatan más o menos.

Tanto crasas como cactus son perfectas para crear jardines en lugares rocosos o con poco consumo de agua, por eso son ideales también para las personas que se olvidan de regar con regularidad las plantas.

Otra característica de cactus y crasas es que tiene raíces escasas y pueden adecuarse a cualquier medio, incluso crecer entre piedra o rocas.

La floración de cactus y crasas es muy breve, dura poco tiempo…pero aunque no tengan flores son elegantes y dan alegría a cualquier espacio.

Tanto cactus como crasas se pueden multiplicar por esquejes, sobre todo en primavera; así que, cuando crezcan podrás preparar pequeñas macetas para regalar a familiares y amigos…porque cuando regalas una planta aciertas seguro.

Ahora que ya conocemos más sobre cactus y crasas vamos a hablar de su cuidado.

 

Cuidado de cactus y crasas

Los cactus y crasas no necesitan muchos cuidados en su hábitat natural las condiciones son extremas, crecen en terrenos desérticos, áridos y secos; pero tienen en su entorno lo que necesitan.

Si quieres que tus cactus y crasas  crezcan fuertes utiliza el sustrato adecuado, con las partículas y nutrientes necesarios y el riego adecuado,  es muy importante para que luzcan hermosas.

El sustrato para cactus y crasas debe ofrecer buen drenaje y porosidad para evitar el encharcamiento de las raíces y que penetre el aire secando la humedad; así aportarás una buena base para el desarrollo de las mismas.

En Infertosa tenemos un sustrato especial para cactus y crasas: el Sustrato Ciemhus Cactus, compuesto por grava volcánica natural, arena silicua, turba de Sphagnum, turba negra y fibra de coco. Si quieres saber más de nuestro sustrato pincha aquí

 

Puedes encontrar nuestro sustrato para cactus y crasas en tus tiendas de jardinería o de forma online.

Para terminar nuestro post de hoy te dejamos un vídeo con un arreglo que hicimos con cactus y crasas, verás que es muy fácil hazlo para tu despacho, cocina o comedor, verás que hará que el espacio luzca precioso.